El Miedo no se puede desterrar, solo se puede controlar


Como en todo campo existen también los mitos en la oratoria. La mayoría de los oradores concuerdan que el miedo si se puede desterrar, algo que no es verdad. El miedo es parte de nuestra naturaleza, asi como el hambre, la sed, la emoción, la alegría, o la ira. ¿Podemos desterrar el hambre? No por supuesto. De la misma manera el miedo no se puede desterrar, sino solo se puede CONTROLAR, asi como controlamos nuestras emociones y nuestras reacciones iracundas. El miedo siempre lo tendremos ¿hasta cuando? hasta la muerte supongo. Por eso no es bueno tenerlo como un enemigo sino como un aliado, como un socio que en vez de complicarnos debe ayudarnos a esforzarnos al máximo, por ejemplo para hacer una impactante presentación.
"En muchas ocasiones, este miedo carece de base y no es más que una mentira con apariencia de realidad. A esto lo llaman el miedo irracional, porque son como fantasmas que no tienen  existencia. No obstante, se encuentra a la cabeza de la lista de los miedos del ser humano, incluso por encima del que se teme a la misma muerte; a tal grado que cuando se le pide a alguien para que diga algunas palabras ante un auditorio, prefiere morirse antes que hablar" (Alfonso Cornejo, en su obra Liderazgo)
Muchos recurrren a las drogas, al alcohol y otras sustancias nocivas para poder realizar una exposición. Lo cual es muy peligroso, puede a la larga resultar contraproducente. Lo que si debemos hacer es descubrir; que nuestro cuerpo no solo alberga el miedo, alberga también el coraje, valor, fe y optimismo. Yo creo son los mejores armas para tener subyugado al miedo, en otras palabras; el mejor antídoto está dentro de nosotros.
 
¿COMO VENCER AL MIEDO DE HABLAR EN PÚBLICO? 
1. ACTITUD MENTAL POSITIVA. El desarrollo de una actitud mental positiva es fundamental para alcanzar el éxito.  la diferencia entre el pesimista y optimista radica en que el primero de llano dice que todo le saldrá mal; mientras que el segundo está casi seguro que todo saldrá bien. Cuando pensamos en positivo nuestra mente se prepara para la enfrentar el desafío. Las células, los nervios y el cuerpo entero entran en acción para realizar dicha tarea. Empieza a ser optimista que nada pierdes y mucho por ganar.
La Biblia nos dice: “Según sean tus pensamientos, así serán tus acciones…” el Dr. Christian Barnard, Cirujano famoso que hizo el primer trasplante de corazón dijo: _“Todo radica en el estado mental de las personas, si piensas que puedes, podrás..”  Si dices que eres fuerte, te volverás fuerte, Si dices que eres débil, lo serás. A esto llamamos Actitud Mental Positiva.

2. HABLA SOBRE LO QUE SABES: a partir de hoy, prueba hablar con otros de algún tema que conozcas a la perfección. Notarás cómo tu conversación es más fluida y tranquila. He aquí una prueba de que cuando conoces el terreno te mueves con mayor naturalidad y casi sin miedos. Cuando expones un tema como resultado de tu propia investigación, en donde el experto en la materia eres tú. Los demás ignoran o conocen muy poco, por lo tanto;  tienes la cancha abierta para que corras por ella como te plazca. 
3. ACEPTA EL MIEDO COMO PARTE DE TU NATURALEZA HUMANA: es decir, aprende que es normal sentirlo, que todos lo sienten, y que no tienes que hacerte un gran problema por ello. Sólo está en tus manos encontrar la solución, y para eso, estamos con el curso de oratoria para ayudarte. El miedo además tiene su lado positivo porque nos ayuda a esforzarnos al máximo.
Imagínese en la selva cuando un leopardo viene hacia nosotros con malas intenciones, nuestro miedo nos alerta  que corremos riesgo, entonces nuestras facultades entran en acción, tomamos veloz carrera, saltamos y trepamos árboles con tal de ponernos a buen recaudo. Nunca antes habíamos puesto funcionar nuestras habilidades y destrezas con tanta vehemencia. De la misma manera el miedo nos ayuda a tener el máximo desempeño en una exposición. 
4. SÉ TÚ MISMO: No te compares con otros oradores. Tú eres quien eres, con tus fortalezas y debilidades, con tus características peculiares. Actúa como se fuera grande si alguna vez has admirado a alguien, eso esta bien pero tú también tienes lo propio, procura siempre ser original, no copies estilos ajenos, usa tu voz, tus movimientos, tus gestos,  y tu propia proyección hacia el público. Esto genera una buena predisposición por parte del auditorio.
Tengamos presentes que “no hay nada difícil ni imposible en este mundo, para aquel que cree poder hacerlo”. Todo es posible, todo se puede realizar, lo único que se necesita es decisión, valor y perseverancia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Comente sobre el tema leido...